webLoaded = "false"
  • La odontología láser ahora es una realidad

    Los procedimientos odontológicos son mucho más sencillos, con una gran efectividad y principalmente sin dolor y sin contraindicaciones.

    Fuente: Vanguardia

    El láser odontológico es una nueva tecnología desarrollada específicamente para esta especialidad que permite realizar procedimientos con una mínima invasión sobre los tejidos blandos.

    “Ahora los procedimientos odontológicos con este láser son mucho más sencillos, con una gran efectividad y principalmente sin dolor y sin contraindicaciones. Esta nueva tecnología es de gran ayuda porque el láser lo que hace es una evaporación de los tejidos, no los corta. Es decir, se abren las células y se expanden, pero no se rompen, así que tampoco hay sangrado y por lo tanto la recuperación es mucho más rápida y sin dolor porque los procesos inflamatorios son mínimos”, comentó la odontóloga Olga Ramírez, especialista en Rehabilitación Oral e Implantología.

    Así mismo, la anestesia no será necesaria para todos los procedimientos, porque al ser esta tecnología mínimamente invasiva, el dolor disminuye significativamente.

    “La mayoría de los procedimientos con el láser de alta potencia no necesitan anestesia porque el contacto con los tejidos de la boca es casi nulo. Esta técnica es muy útil en especialidades como la ortodoncia, endodoncia, cirugía oral y estética dental, con magníficos resultados que superan los procedimientos tradicionales. Con ello podemos decir que la odontología cambió dejando atrás el bisturí y el contacto con la fresa, cuyo sonido además es bastante molesto”, aseguró la doctora Ramírez Ortiz.

    Los más beneficiados

    Las personas con enfermedades del corazón, pacientes anticoagulados, con tensión alta, con problemas de azúcar, con válvulas cardiacas, marcapasos o desfibriladores, serán los más beneficiados.

    “Trabajar con este láser no tiene ninguna contraindicación. No se tiene que suspender ningún medicamento, con este procedimiento no hay agujas, no hay ruido, no hay dolor, no hay inflamación, no hay contacto directo sobre el diente porque se trabaja a través de una luz muy potente”, comentó la doctora Paola Trujillo, odontóloga especialista en Láser.

    En los pacientes anticoagulados este láser es ideal, ya que se disminuye el riesgo de hemorragias e inflamaciones postquirúrgicas. Por ende, la recuperación es mucho más rápida y menos dolorosa.

    Para niños es excelente, ya que el láser es mucho más amigable y no requiere el uso de anestesia en varios procedimientos. Entonces se puede hablar de una odontología sin ansiedad, sin dolor y sin preocupaciones.

    En temas estéticos, con el láser se puede hacer recorte de encías, alargamiento de los dientes, aclaramientos dentales, es decir, un diseño de sonrisa completo, sin dolor y sin riesgos.

    Así mismo, los pacientes que sufren de sensibilidad, con este láser se puede cerrar los túbulos dentinales desde la primera sesión, garantizando resultados inmediatos.